Colágeno, “proteína de la juventud”, rejuvenece tu piel y fortalece tus articulaciones

27/02/24

El colágeno es la proteína más abundante en nuestro cuerpo, supone aproximadamente el 7% de nuestra masa corporal y es el componente más importante de las articulaciones, huesos, piel y vasos sanguíneos aunque también forma parte de tejidos como la córnea y la pared intestinal. Es el encargado de dar elasticidad y firmeza a estos tejidos.

Sobre los 30 años nuestro cuerpo comienza a producir menos colágeno, y a los 40 ya producimos un 50% menos de colágeno que en la adolescencia. Un descenso muy grande en la producción de colágeno genera flacidez en la piel, problemas en las articulaciones, dolores musculares, fragilidad en los huesos, sangrado de las encías, fragilidad de los capilares sanguíneos, debilidad en el pelo etc..

Porque es buena idea consumir colágeno

El colágeno está formado principalmente por 3 aminoácidos: Glicina, prolina e hidroxiprolina. No son aminoácidos esenciales por lo que nuestro cuerpo tiene la capacidad de producirlos sin necesidad de conseguirlos de la alimentación, por lo que en teoría podemos sintetizar todo el colágeno que necesitamos.

En esto se basan los retractores de la suplementación con colágeno. Pero lo cierto es que aunque tengamos la capacidad de producir los aminoácidos necesarios para producir el colágeno, la capacidad de producir glicina es limitada y condiciona la síntesis de colágeno, lo que con mucha frecuencia acaba acarreando una producción de colágeno insuficiente que lleva a los problemas que hemos mencionado.

Podemos adquirir el colágeno de la alimentación pero lo cierto es que consumimos pocos alimentos que tengan bastante colágeno como: las vísceras de los animales, las raspas y la piel de los pescados, el tuétano de los huesos… Por lo que una solución a este problema es la suplementación con colágeno hidrolizado que facilita su asimilación.

Beneficios del colágeno

El colágeno rejuvenece tu piel, la pérdida de colágeno es la culpable de la aparición de las arrugas, por lo que si queremos tener una piel con firmeza y elasticidad debemos procurar cuidar nuestros niveles de colágeno.

El consumo de colágeno tiene muchos beneficios a nivel de la piel:

  • Disminuye las arrugas, las estrías y las líneas de expresión.
  • Mitiga las manchas producidas por el acné.
  • Ayuda contra la flacidez facial.
  • Disminuye la celulitis.

(enlace Producto colágeno belleza)

El colágeno fortalece tus huesos y articulaciones, tomar colágeno disminuye el desgaste articular y el dolor asociado al mismo y ralentiza la pérdida de masa ósea por lo que podemos afirmar que es útil para la prevención de enfermedades como la artrosis, artritis y la osteoporosis.

La suplementación con colágeno para deportistas es muy interesante ya que estos pueden sufrir un desgaste prematuro en el cartílago de sus articulaciones por el estrés mecánico al que las someten, muchas veces sin el descanso adecuado, siendo también útil para prevenir las comunes lesiones en los tendones.

(enlace producto colágeno articulaciones)

Beneficios del colágeno más allá de la piel, las articulaciones y los huesos, aunque el colágeno es principalmente conocido por los beneficios que tiene en estos tejidos a continuación vamos a ver muchos otros beneficios asociados a tomar colágeno:

  • Nos ayuda a aumentar nuestra masa muscular, aunque este efecto ha sido documentado sobretodo en personas mayores de 65 años, es un beneficio a tener en cuenta ya que la sarcopenia es un problema muy serio que afecta sobretodo a los mayores por lo que es un beneficio muy interesante aunque hay que tener en cuenta que si no acompañamos la suplementación de colágeno con actividad física esta ganancia de masa muscular será casi imperceptible o nula.
  • Equilibrio del ratio glicina-metionina, lo que ha demostrado disminuir la presión arterial y reducir problemas cardiovasculares ya que al mejorar este ratio disminuimos la cantidad de homocisteína, molécula que si se encuentra elevada puede dañar el interior de las arterias y aumentar el riesgo de la formación de coágulos.
  • Síntesis de glutatión, otro beneficio de añadir en la dieta un aporte extra de glicina es el aumento de la producción de glutatión que es uno de los antioxidantes endógenos más importantes de nuestro cuerpo especialmente cobra importancia a la hora de la salud de nuestro hígado.
  • Fortalece tu pelo y tus uñas, el colágeno ayuda a la regeneración capilar gracias a su efecto antioxidante y además aporta aminoácidos necesarios para la producción de keratina, proteína que mejora la elasticidad y fuerza de nuestro cabello y uñas.
  • Previene la permeabilidad intestinal, ya que el colágeno tiene la capacidad de ayudar a regenerar el revestimiento protector del tracto digestivo, esto mejorará la absorción de nutrientes en la digestión, disminuye los problemas digestivos, evita alergias o intolerancias alimenticias, etc..
  • Puede ayudar a la prevención de la aterosclerosis ya que al ser el encargado de dar fuerza y flexibilidad a las arterias, esto puede prevenir el daño en este tejido lo que puede acarrear la creación de placa ateroma que es la principal causa de la enfermedad cardiovascular.
  • Ayudar a mitigar los síntomas de la menopausia. Con la caída de los estrógenos de la menopausia se genera una disminución de la síntesis de colágeno que se suma a la ya generada por efecto de la edad. Como hemos visto el colágeno puede ayudar a prevenir la osteoporosis, fortalece y cuida la piel, las uñas y el pelo, ayuda a hidratar la piel, nos permite estar más relajados,… Todos estos beneficios son ideales para mitigar parte de los síntomas provocados por la menopausia por lo que el consumo de colágeno puede ser tu aliado en esta etapa de tu vida.

(colágeno para la menopausia de novadiet)

(viñeta resumen de los beneficios del colágeno)

Consejos para cuidar tu colágeno

Además de tomar un buen suplemento de colágeno para ayudar a la síntesis de nuevo colágeno y así beneficiarte de todas las ventajas que esto aporta también deberíamos tener en cuenta ciertos factores que nos ayudan a cuidar y proteger el colágeno de nuestro cuerpo.

Tomar el sol con precaución y moderación. La exposición es muy beneficiosa para nuestra salud y estado de ánimo, pero una exposición excesiva y a determinadas horas puede dañar el colágeno de nuestra piel y esto provoca un envejecimiento prematuro de la piel. Lo ideal es tomar el sol todo el año de forma progresiva para evitar dañar nuestra piel y así generar el llamado “cayo solar” que nos protegerá de daños en la piel. Hay que evitar a toda costa que la piel se enrojezca ya que eso es un claro síntoma de daño en el tejido.

Tabaco y alcohol, estos dos tóxicos tan aceptados socialmente son unos verdaderos killer para nuestro colágeno, así que ya tiene una razón más para eliminar su consumo o por lo menos para plantearte seriamente disminuirlo.

Descansa lo suficiente y evita el estrés. No dormir y descansar lo suficiente pasa factura a nuestra salud en general y en particular a nuestro colágeno, ya que reduce sus síntesis y al disminuye la producción de melatonina que ha demostrado tener un efecto protector de la piel, por lo que dormir bien no solo te va evitar lucir ojeras sino que también te ayuda a tener una piel más sana.

Evitar el consumo de azúcar, tener el azúcar elevado en sangre provoca un efecto sobre las proteínas que las daña es la llamada glicación, es la culpable del daño en el sistema cardiovascular de los diabéticos.

Muévete, el ejercicio físico es fundamental para darle al cuerpo el estímulo necesario para que aumente la síntesis de colágeno en tus huesos y articulaciones. Para este objetivo es necesario cierto impacto por lo que aunque andar, nadar y montar en bici son ejercicios estupendos no son los más interesantes para este cometido, siendo lo mejor el entrenamiento de fuerza o cualquier deporte en el que tengas que correr, saltar o levantar peso. Pero no dejes que lo perfecto sea enemigo de lo bueno, lo importante es mantenerte activo y realizar cualquier actividad física y huir del sedentarismo.

(viñeta del cuidado de colágeno)

Tipos de colágeno.

Hay muchos tipos de colágeno , para ser más concretos 29, pero vamos a centrarnos en 3 ya que son los más usados y los que más evidencia tienen y los más usados en la suplementación.

Colágeno Tipo I. Es el más abundante en el cuerpo, llegando casi al 90% del total de nuestro colágeno, forma parte de la piel, cabello, uñas, huesos, tendones, discos intervertebrales e incluso los ojos. Es el más recomendable para el cuidado de la piel, cabello y uñas aunque también es beneficioso para nuestras articulaciones y huesos.

Colágeno tipo II. Es el componente principal del cartílago y también forma parte de los discos intervertebrales y los ojos. Es muy usado en los productos para las articulaciones. Puede aparecer bajo la patente UCII y se suele obtener del esternón del pollo.

Colágeno tipo III. Es el segundo colágeno más abundante del cuerpo después del tipo I y está presente en los capilares sanguíneos, paredes intestinales, músculos, piel y algunas glándulas.

Suele usarse en suplementos junto al colágeno tipo I al tener funciones muy relacionadas.

(enlace video Borja BAndera sobre el colágeno)

Consejos a la hora de comprar un suplemento de colágeno.

  • Asegúrate de que contengan vitamina C, ya que es clave para la síntesis de colágeno y sin ella tomar colágeno no sirve de mucho.
  • Si te decantas por un colágeno tipo I tendrás muchas opciones, pastillas, polvo y líquido. Si te decantas por las pastillas tendrás que tomar de 6 a 9 y nunca tomarás los 10g recomendables, que es la posología más recomendada y más beneficios reporta, así que siempre que puedas elige uno en polvo, ya que su toma es más fácil y cómoda una vez al día y además es la más efectiva.
  • Si lo que quieres es tomar un producto para la regeneración del cartílago es buena idea que contenga colágeno tipo II y si es con la patente UCII mejor, además estos productos tienen la ventaja de tener una posología de una cápsula o comprimido diario, ya que con una dosis de 40mg de colágeno tipo II ya hay evidencia de mejoría en el tejido de los cartílagos.
  • Aunque hay colágenos muy buenos y de calidad que no tienen patente, la patente siempre es una garantía de calidad así que siempre que puedas decántate por colágenos con la patente Fortigel, Pectan o UCII.
  • Hay muchos colágenos y cada fabricante añade otros componentes al colágeno para mejorar la fórmula y añadirle beneficios, estos pueden ser: magnesio, curcuma, silicio, vitmiana D, harpagofito, etc asegúrate de que se adaptan a tus objetivos y que no tienen problema con el consumo de ninguno de ellos.
  • Aunque la mayoría de colágenos se le añade sabor para hacer más agradable su consumo, existen colágenos con sabor neutro que no llevan añadidos edulcorantes ni saborizantes artificiales o aromas.

(enlace curarti selectium de plameca)

  • Según tu objetivo a la hora de suplementar podrás elegir entre la numerosa gama de productos de colágeno de la que disponemos, por ejemplo si lo que buscas es mejoras en tu piel, cabello y uñas dispones de: (enlace productos piel, cabello y uñas con colágeno)

Pero silo que buscas en un beneficio para tus articulaciones, huesos y musculatura tus productos serian estos:

Otros consejos

Productos que te gustaran

  • OBESLINE 45 CAPS

    14,40

  • FLORADIX 500ml.

    27,70

  • SUNSOL 30 CAPS

    14,49

  • COLAGENO+MAGNESIO FORMATO FAMILIAR 450 COMP

    17,72

  • ERGYTAURINA DETOX 60 CAPSULAS

    20,00