Cúrcuma, la reina de las especias

24/02/24

La cúrcuma es una especia que se obtiene del rizoma de la planta cúrcuma longa conocida como el Azafrán de la India o el oro indio, son muchos los usos que se le han dado, como por ejemplo ser uno de los ingredientes principales del curry, se usa como condimento o como colorante alimenticio e incluso textil, y por supuesto como remedio curativo.

Se lleva cosechando en la India e Indonesia desde hace más de 5000 años y aunque se introdujo en Europa en el siglo XIII su consumo no se ha popularizado hasta ahora, seguramente por la cantidad de estudios e investigaciones que se han realizado recientemente donde se revelan la gran cantidad de beneficios que tiene su consumo para la salud, aunque esto ya lo sabían en la India, siendo la cúrcuma un ingrediente esencial en la medicina ayurveda, usándose en el tratamiento de enfermedades hepáticas y biliares, reumatismo, enfermedades inflamatorias, sinusitis y anorexia.

Beneficios de la cúrcuma

La raíz de cúrcuma tiene más de 100 principios activos pero el que más interés tiene y más se ha estudiado por todas las propiedades que posee es la curcumina, que es el principal pigmento polifenólico de la cúrcuma.

Las principales propiedades de la cúrcuma son su efecto antiinflamatorio y antioxidante del cual provienen la mayoría de sus beneficios para la salud.

La cúrcuma tiene un potente efecto antiinflamatorio, la curcumina actúa sobre gran cantidad de mediadores de la inflamación: inhibe la activación de la NF kappaB que una molécula proinflamatoria, reduce la producción del ácido 5-HETE,  disminuye la agregación plaquetaria y la producción de citoquinas y prostaglandinas, etc..

Consumir un suplemento de curcumina y aumentar el consumo de la cúrcuma como especia es una buena forma de reducir la inflamación de bajo grado, que eleva el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, depresión, sarcopenia, osteoporosis, etc..

Gracias a este efecto antiinflamatorio la curcumina es útil para combatir dolencias como la artrosis y la artritis, ayuda a reducir el dolor e inhibir la inflamación de las articulaciones, hay estudios que compara su efecto antiinflamatorio y analgesico en relación con el de los AINES y se ha comprobado que consumir una dosis adecuada de curcumina puede lograr los mismos efectos que consumir por ejemplo Ibuprofeno pero sin los efecto secundarios, como los efectos gastrointestinales.

La capacidad antiinflamatoria de la cúrcuma también tiene a nivel digestivo grandes beneficios, limita el daño de los epitelios y favorece la secreción de moco protector en todo el tubo digestivo.Esto hace que la curcuma pueda ser utilizada para controlar los síntomas del colon/intestino irritable y también en la patología intestinal inflamatoria (Crohn, colitis ulcerosas).

La curcumina es un potente Antioxidante. Lo que le da muchas propiedades para nuestra salud, por ejemplo a nivel de sistema circulatorio, evita la peroxidación lipídica en las arterias lo que evita la formación de placa de ateroma además de mejorar el metabolismo del colesterol, lo que reduce la probabilidad de enfermedad cardiovascular.

A nivel hepático,  la capacidad antioxidante de la cúrcuma le proporciona una   propiedad protectora del hígado que es un órgano con muchas funciones y una de las más importantes en la de encargarse de eliminar las toxinas que entran en el organismo o que se generan en el proceso metabólico del mismo, proceso en el que se originan gran cantidad de sustancias oxidantes.

La cúrcuma mejora los procesos de detoxificación hepática a la vez que favorece la formación y secreción de bilis. Según un estudio realizado en 2018, la capacidad antioxidante de la cúrcuma puede ser muy efectiva para reducir el daño al hígado y puede ser incluida fácilmente en tratamientos como la cirrosis o hígado graso.

La cúrcuma ha demostrado también tener efecto beneficioso sobre la memoria, la universidad de California realizó un estudio donde se llegó a la conclusión que consumir cúrcuma mejoraba la memoria y el estado de ánimo en personas con pérdida de memoria leve relacionada con la edad.

El estudio encontró que aquellos que tomaron curcumina gozaban de una mejora significativa en su memoria, habilidades de atención y en su estado de ánimo.

Se cree que este efecto es gracias a su propiedad antiinflamatoria que actuaría reduciendo la inflamación cerebral.

Por lo que la curcumina se ha presentado como un suplemento con posibles efectos beneficiosos para tratar la depresión y el alzheimer, en el estudio de California se pudo comprobar que la cúrcuma es eficiente en la eliminación de la placa amiloide, un indicador fundamental del progreso del Alzheimer, tanto es así que se cree que puede ser la causante de que en la India, el mayor consumidor de cúrcuma del mundo, exista una menor prevalencia de alzheimer.

La cúrcuma también tiene beneficios sobre el cuidado de la piel, reduce el acné y ayuda a la cicatrización del mismo, ya que tiene propiedades antisépticas y a que  reduce la secreción de las glándulas sebáceas.

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias la cúrcuma ayuda en la cura de las heridas y calman la irritación de la piel. Además la propiedad antioxidante de la curcumina combate los signos de la vejez como las arrugas y la pigmentación deteniendo el impacto de los radicales libres.

La cúrcuma y el cáncer

Son muchos los estudios que se están realizando de los efectos del consumo de cúrcuma en relación con su efecto sobre el cáncer, se están estudiando sus efectos preventivos en determinados tipos de cáncer como por ejemplo el de pulmón, páncreas y estómago. También se cree que puede ser útil para evitar el crecimiento de la metástasis como se pudo comprobar en un estudio en relación con el cáncer de mama. También se ha comprobado que se puede usar como coadyuvante en el tratamiento de cáncer ya que potencia el efecto de la quimio y la radioterapia.

Consejos sobre el consumo de cúrcuma.

A la hora de consumir cúrcuma hay que tener en cuenta que su principal principio activo, la curcumina, tiene baja biodisponibilidad. La causa de esto es que es poco soluble en agua, ya que es liposoluble, lo que hace que se absorba una pequeña cantidad en el intestino.

Deberíamos tomar una cantidad bastante elevada de polvo de cúrcuma para obtener los beneficios que la curcumina nos proporciona. Pero hay diferentes formas de aumentar la absorción de la curcumina como por ejemplo acompañando la cúrcuma con pimienta, la piperina ayuda a aumentar su biodisponibilidad. Esta es la forma más conocida y más usada.

Hay suplementos que usan otras formas de hacer la curcumina más biodisponible como por ejemplo la que usa Plameca en su gama de productos Curarti, donde han unido la curcumina a  β-ciclodextrina, que es una molécula hueca que hace de caballo de troya permitiendo facilitar la asimilación de los principios activos insolubles de la cúrcuma.

Otros consejos

Productos que te gustaran

  • OBESLINE 45 CAPS

    14,40

  • FLORADIX 500ml.

    27,70

  • SUNSOL 30 CAPS

    14,49

  • COLAGENO+MAGNESIO FORMATO FAMILIAR 450 COMP

    17,72

  • ERGYTAURINA DETOX 60 CAPSULAS

    20,00